Buenos propósitos

Comienza el año y vamos con web nueva, simple, simplísima, solo un blog y poco más, por ahora… El problema de un programador web es que nunca es suficiente para su página web, lo que, unido a mi falta de tiempo, se convertía en un contínuo “y si le pongo esto y esto otro…”, “necesito sacar más tiempo para montar una página web que se vea fantástica…” y finalmente nunca la terminaba porque nunca era suficiente.

Así que nos tiramos de cabeza al minimalismo y empezamos un nuevo sitio, borrón y cuenta nueva.

Intentaré ser regular y escribiré cada poco tiempo pues tengo comprobado que blog que no se actualiza, se queda en el olvido, y con este sería ya el 4 blog que comienzo más no sé que versión de página web.